miércoles, 13 de octubre de 2010

De la montaña al asfalto

Al igual que la serpiente de la foto que cuando pisa el asfalto cambia su forma de reptar, eso me está pasando a mi, por un cambio de planes, raro en mi ya que soy animal de costumbres, he decidido hacer la I Maratón a Castellón, y aparcar momentaneamente las carreras de montaña.

Entrenar una Maratón de asfalto es bastante diferente a la montaña, pero creo que estoy empezando a coger un muy buen fondo que me ayudará en un futuro. En un maratón de asfalto has de coger tu ritmo e intentarlo mantener durante 42 km. en un principio mi reto será bajar de 4 horas, así que he cogido un plan de entrenamiento específico para ello, mi tiempo por kilometro deberá rondar entre 5:20 y 5:40. Estos entrenamiento suelen combinar 4 días entre semana en los que haces como mínimo 1 hora de entrenamiento (incluidas series, progresiones,...) y el domingo se hace una tirada larga empezando las primeras semanas en hora y media y terminando en dos horas y media.

Si termino o no la maratón será agua de otro costal, pero los tres meses de entrenamiento no me los quitará nadie, ya que después de la maratón volveremos a las carreras de montaña, con la perspectiva de la XIII MiM, pero antes nos dejaremos ver en la Vilavella, Adzaneta, Borriol, Alfondeguilla, ... y a lo mejor alguna más que caerá en el zurrón. Tiempo al tiempo, primero la A y después la B.

3 comentarios:

miguelflor dijo...

Dani, el asfalto, al menos te dará velocidad que se va perdiendo en la montaña y sin duda los entrenos, series, progresiones, etc, en las pista forestales te darán alas.

Enhorabuena también por esa progresión y estar en 2:28 en tu última media de montaña y es que cuando nos proponemos algo, solemos conseguirlo, aunque sea por cabezonería.- Una abrazo.!!!

COLLA KIN KOLOKÓ dijo...

Gracias Miguel.
La verdad es que estoy bastante contento, y es que al final los entrenamientos se notan.

Sergio dijo...

Ya sabes que pese a mi ritmo conservador no pude pasar del KM 30. A esas alturas los dolores en las piernas e intentar seguir el ritmo del grupo de las 4 horas me pasaron factura.
Me alegro de que acabaras y espero que el próximo año podamos hacerlo juntos hasta el final. Enhorabuena!!

Sergio.